9 jun. 2007

Exposición Arte Sacro en el Mercosur en el Museo Fernando Paillet


En homenaje al centenario de la parroquia y santuario San Antonio de Padua, el Museo de Fotografía Fernando Paillet (www.fernandopaillet.org.ar) expondrá desde el 13 de junio al 13 de julio, su Exposición Arte Sacro en el Mercosur. Los artistas son Ambar, Bramont, Carvhalho, Herbosa, Reynolds, Lima, Acorsi, Peixoto Brito y Medeiros.

El museo funciona en Caseros 2739, teléfono 4941 5478.

En la invitación Jorge Volpe Stessens adjunta un texto titulado La devoción nacida junto a un basural, que comparto acá.

Con este título, en el año 1994, se publico una nota de Pedro Siwak, en la que presentaba muy brevemente la historia del santuario antoniano más famoso y más antiguo de Buenos Aires.
En efecto, cuando a principios del siglo XX comenzó a surgir el barrio de Parque Patricios, era apenas un grupo de casas en una zona donde las calles de tierra y el barro en los días de lluvia constituían una parte del paisaje, así como también un gran basural: ‘La Quema’, donde una humareda blanca se alzaba sobre los residuos domiciliarios de la ciudad que se intentaban reducir a cenizas.

Fue el padre Fernando M. Pearson quien comenzó a levantar una capilla bajo la advocación de San Antonio de Padua, que convirtió a aquel barrio de la periferia en un centro religioso donde la gente comenzó a volcarse, primero los días 13 de junio y luego los días 13 de cada mes. El padre Levene, al ver tanta devoción, comenzó a levantar un templo y convocó a la feligresía a contribuir con un centavo. Fue así como en el año 1923 se inició la construcción del actual templo. La construcción duró unos 7 años, y muchos fueron los que contribuyeron con donaciones a pesar de no ser propiamente del barrio. En el año 1982, el templo fue declarado ‘santuario’.

San Antonio supo llevar el Evangelio a la vida de todos los días. El se dedicó con pasión y amor a la predicación, para que la vida de los hombres de su tiempo pudiera abrirse y recibir la luz y la gracia del Evangelio. El predicó un Evangelio ‘vivo’, porque el Evangelio es vida, pero ‘vivo’ sobre todo porque fue testimoniado por su vida evangélica y proclamado por su caridad ardiente.

Etiquetas: ,

posted by Gabriel Giubellino at 4:53 p.m.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Volver a la página de inicio