15 ago. 2006

La casa de Tomás Espora

Ring ring ring. Toco el timbre en la casa de Tomás Espora, museo naval. Nadie responde. Apenas un perrito husmea y se va, mostrándome el rabo. Esta visita frustrada tiene una historia.


El viernes fui a la primer clase del curso que dicta el Foro de la Memoria de Parque Patricios. El ingeniero Manuel Vila y el historiador aficionado Roberto Requejo estaban al frente. En las sillas, más de 30 personas. Viernes a la noche, para hablar de la quinta de Remedios de Escalada y de la casa de Tomás Espora.
Foro de la Memoria
Las dos casas, cascos de estancias, eran vecinas. La de la mujer de San Martín existía ya en 1797 y sobrevivió hasta 1950. La de Espora es de uno de las más antiguas del sur de la ciudad y ahí está, con modificaciones, a metros de una pizzería y de un Blockbuster, en la avenida Caseros 2.526. "Es la única casa de un héroe naval que queda en pie", dijeron los panelistas.
Investigar qué pasa en esa casa revela varias cosas.
"Terminada la guerra con Brasil, el Coronel Tomás Espora (1800-1835) compró la casa de su tía en el barrio de ¨los corrales del sur¨ hoy Parque Patricios. A su muerte pasa a su viuda Carmen Chiclana y a sus cuatro hijos quienes la venden. El comprador fue José Podestá. Luego su viuda la dona al Estado que la transfiere al Ministerio de Marina. El 24 de mayo de 1963 se instala allí el Museo Naval".
(Fuente: Dirección General de Patrimonio de la Ciudad.

Según este organismo oficial, la construcción es de 1831 y "se conserva el mobiliario original". Esa cita está plagada de errores, según los historiadores del barrio. Por empezar, Espora murió en 1835. La casa se la compró a una tía en 1823 y del mobiliario no queda nada: algunas cosas fueron a parar a la Casa Amarilla (reconstrucción de la casa del Almirante Brown) o al museo de la Armada en el Tigre.

Una vez por año, la Armada le hace un homenaje a este hombre que supo acompañar a San Martín en su campaña libertadora. También se lo considera el primer marino argentino en dar la vuelta al mundo.

En el sitio oficial de la Armada se lo reconoce como un héroe naval, y el Museo Naval tiene su página en internet. Pero en la charla del viernes quedó claro que el Museo está abandonado por las autoridades y que depende del empeño y voluntad que le mete una sola persona, la que está a cargo del museo. Cuando él no está, no hay nadie. Si se toma unos días, el museo no abre.

Curiosidad: En 1979 "el Museo Naval Tomás Espora dona el busto de Tomás Espora que se encuentra actualmente en la Plaza de su nombre" en Temperley, según leo en el sitio Temperleyweb.com.ar.
Museo Naval Tomás Espora

Etiquetas: , ,

posted by Gabriel Giubellino at 9:22 p.m.

2 COMENTARIOS:

Blogger Fernanda Rodriguez Briz said...

Gracias por compartir lo que vas aprendiendo del curso. Te agredeceria q de cada clase puedas poner una sintesis, dale?

1:03 p.m.  
Blogger gabriel g. said...

Hablé con el ingeniero Vila y quedamos que me va a pasar lo que tiene de cada uno de los temas. A medida que me pase la data, la publicaré.

11:03 p.m.  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Volver a la página de inicio