22 sep. 2009

¿Quién defiende a la placita del barrio?, pregunta el arqueólogo Schavelzon

En febrero de 2007 le hice una entrevista al arquéologo urbano Daniel Schavelzon. Ahí desmentía a La Nación, donde publicaban que él iba a excavar en Parque Patricios en busca de indicios de la primera fundación de Buenos Aires.

En sintonía con un comentario anónimo en el post anterior, leo ahora una predicción de Shavelzon sobre la desaparición de los barrios, en una entrevista que le hace la Defensoría porteña. Dice:

El principal patrimonio es el barrio, que le da identidad al porteño. Me refiero al barrio de calles empedradas, buzón en la esquina, arbolitos cada diez metros, fachadas italianizantes que llenaron la ciudad y casas chorizo modestas y sencillas donde vivían nuestra familias, que representaban la arquitectura del inmigrante que llegó con las manos vacías, que se puso a trabajar, que construyó dos piezas, que después levantó la tercera, que si tuvo dinero edificó una sala adelante con fachada y si no lo tuvo, dejó un patiecito a la espera de tiempos mejores. Todo ello fue clave en la constitución de nuestra historia ciudadana porque representó una forma de vida y el modo en que se construyó la sociedad y el país. En ese contexto barrial, construir torres destruye la memoria y hoy no queda una manzana en la ciudad donde no haya una torre.

Entonces, el barrio sería el patrimonio más valioso y a la vez el más amenazado…

Sí. En especial, la arquitectura modesta; porque –además- carece de normativas que la preserven. Los grandes monumentos se defienden solos; pero, ¿quién defiende a la placita del barrio?
LINK RELACIONADO:

Etiquetas: ,

posted by Gabriel Giubellino at 8:55 a.m.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Volver a la página de inicio